Un número creciente de dueños de restaurantes están seleccionando su carne, van directamente con los proveedores y observan la calidad de vacas, cerdos, pollos, pavos. De esta forma pueden tener control acerca de la carne que planean cocinar, puesto que sus comensales lo merecen.

Después pueden llevar la carne con un carnicero. Algunos carniceros agregarán agua, colorantes, etc., y otros no. Mucho depende de las regulaciones estatales que el carnicero debe seguir y de lo que está legalmente permitido.

La mejor solución es aprender cortar tu propia carne. Esto te permite tener control completo sobre la carne, especialmente. Además de mejorar significativamente la calidad de tus suministros de alimentos, te brinda una gran sensación de empoderamiento. Ya no tiene que depender solo de lo que ofrecen los minoristas.

Sin embargo, la carnicería requiere algunas herramientas especiales, además de tener que dominar las habilidades involucradas. Necesitarás un buen juego de cuchillos de carnicero, tijeras, papel de envolver adecuado, una buena escala, un congelador y al menos una sierra para carne, las mejores las encuentras en Torrey Reymaq, así que llama y cotiza.